miércoles, 3 de julio de 2013

He aprendido....


He aprendido que los amores, pueden llegar por sorpresa o terminar en una noche.
Que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos,  y que por el contrario un desconocido puede volverse alguien inseparable.

Que el ¨nunca más¨¨ nunca se cumple , y que el ¨¨para siempre ¨¨ siempre termina.

que el que quiere lo puede, lo sigue,lo logra y lo consigue.

que el que arriesga no pierde nada, y el que no arriesga no gana.. Que si quieres ver a una persona, búscala,mañana será tarde.

que el sentir dolor es inevitable , pero sufrir es opcional.

Y sobretodo que no sirve de nada, seguir negando lo evidente.

(Del muro DA)

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, mi señora.

    Yo, he aprendido que hay una gran diferencia entre los “amores” y el amor. Cuando el amor comienza, es indetenible (si es real)… y sobre la amistad: nadie está atado a nadie, eso es lo hermoso. Un verdadero amigo, es amigo de por vida.

    He aprendido que el “nunca más” y el “para siempre” son solo excusas. Lo que nos define como personas, es nuestra voluntad para superar los obstáculos. De ahí que si dura un segundo o toda una vida, es tan relativo como un buen almuerzo: al final, todo se resume a cuanto hemos dedicado (preparación) y cuanto estamos dispuestos a sacrificar.

    He aprendido, que mas allá de querer o poder, uno debe sopesar bastante el resultado (cómo cambiará nuestra vida y la de los que nos rodean) De ahí, que la voluntad y el logro solo sean herramientas para obtener el verdadero fin: felicidad.

    Yo, aprendí a que siempre debes arriesgarte por aquello que sientes; poco importa el resultado. Aunque también aprendí que si buscas a quien amas, ello debe ser a cambio de ser correspondido (ambos deben buscarse)… en el amor: no hay culpables ni víctimas (solo sentimientos).

    También aprendí, que el amor no duele; solo duele el sentimiento de que las cosas no serán ya iguales. Las cosas, solo tienden a ocurrir una sola vez; o, tal vez dos.

    Aprendí que más allá de lo evidente, todo en esta vida se resume a dar el todo por el todo para hacer que algo funcione. Si no funciona, lo reparas como un mecánico (jajaja)… todo sucede por una razón. Sin embargo, todo se trata de otorgarle una razón a cada cosa. Somos felices, ya que tenemos a muchas personas que velan por nuestro bien; es solo, que el ser humano se limita a sobreestimar sus "carencias".

    En fin, si la vida te da limones: véndelos para comprar otra cosa, que en verdad necesites. Pide unos cuantos favores a Dios, a tus amigos y a la familia; aliméntate bien, ejercítate; reza, de corazón. Agradece a la vida por todo lo bueno que tienes… y en este preciso momento, te darás cuenta de que todos esos problemas que la vida te ha mandado, son una simple excusa para que te des cuenta del ser único y especial que eres… luego, te comes un chicle, y te levantas para seguir con un nuevo asalto (boxeo); esta es la vida, ni buena ni mala: solo una caja de piezas lego que debes reordenar de la mejor forma posible… y eso, mi distinguida señora, usted SIEMPRE podrá hacerlo.

    :D

    ResponderEliminar
  2. La respuesta es la esencia del artículo que copié de un muro, pero que resume mucho de lo que pienso.

    Excelentes tus palabras..la respuesta supera al artículo por mucho, me sirven de impulso al iniciar esta semana y espero que a todo el que pase por aquí...

    Bendiciones y muchas gracias por tu comentario...

    ResponderEliminar